tratamientoansiedad.com
Sitio dedicado exclusivamente al tratamiento ansiedad. Consejos útiles, Información, tratamientos, causas y consecuencias y todo lo que es necesario saber. Has llegado al lugar indicado. Bienvenido a TratamientoAnsiedad.com


Ansiedad


El horario de verano un factor de producción de ansiedad


En este estudio se analizó la influencia del horario de verano como productor de ansiedad, con un muestra de 150 alumnos de la Facultad de Estudios Superiores Zaragoza de las carreras de Psicología, Medicina y Odontología que pertenecen a cuarto semestre y segundo año respectivamente. Se empleó un diseño factorial multivariable, los instrumentos que se utilizaron fueron: Inventario de Ansiedad: Rasgo-Estado para medir la ansiedad y se elaboró un cuestionario para medir las variables intervinientes. El análisis de resultados mostró que un 49.9% de la muestra total presentó ansiedad durante el horario de verano, mientras que el 50.1% presentó una ansiedad mínima en el transcurso de este. La carrera que presentó mayor ansiedad fue Psicología con un 35.3% durante el horario de verano. Con estos datos se demuestra que el Horario Verano no es un factor productor de la ansiedad.


La cronobiología ha demostrado dos hechos fundamentales para los seres vivos: uno, los fenómenos cíclicos que son verdaderas adaptaciones incrustadas en el código genético a los diversos ciclos temporales que los cambios geográficos ofrecen. Y dos, que la misma naturaleza de los procesos reguladores lleva implícita la tendencia a la inestabilidad. Así, se puede considerar que los ritmos biológicos son adaptaciones hereditarias de los seres vivos al cambiante medio externo usando dos tipos de mecanismos: La presencia de osciladores internos y la presencia de lazos de retroalimentación los cuales tienden a variar cuando no están debidamente amortiguados (Tresguerras 1992).
Los biorritmos proporcionan un marco fiable para la organización temporal de los seres vivos en relación con el tiempo sideral. El ritmo es una forma de ordenar temporalmente las tareas y de sintonizarlas en un momento adecuado del entorno (alimentación, estivación, cortejo, cría, etc.) existe una relación entre los ritmos biológicos y la motivación, entendida esta como la generación de comportamientos para saciar necesidades internas.
Los ritmos biológicos recurren a cualquier fenómeno de un sistema biológico a intervalos más o menos reguladores
El ciclo diario del ritmo interno del cuerpo humano dura 24 horas y 11 minutos por término medio y no más de 25 horas siguiendo el ciclo solar. Su actividad, regulada por la luz, tiene un ritmo marcado por el día y la noche. Influye en la temperatura del cuerpo, en los ciclos de sueño, en el apetito y en la actividad hormonal.
Los ritmos biológicos de frecuencia media y baja son sincronizados por determinados factores del entorno, estos factores externos capaces de sintonizar o reajustar el ritmo de un individuo a la evolución del ciclo externo se denominan sincronizadores. Uno de los sincronizadores más característicos es el ciclo luz-oscuridad.
El organismo humano funciona en forma adaptativa siguiendo los llamados "ritmos circadianos", los cuales son notablemente influenciados por variaciones ambientales y climáticas. Están diseñados para mantenerse despierto de día, y cerrar las operaciones de noche para poder dormir. Como reloj despertador, envía señales que avisan que es hora de comer, de despertar, de descansar, etcétera. Por lo general tiene su mejor momento en el primer tercio de la mañana. Decae alrededor del medio día hasta la media tarde, y vuelve a subir alrededor de las 6:00 p.m. para caer a la hora de dormir.
Fisiológicamente lo más adecuado para la salud y el rendimiento del ser humano es acoplar de la mejor forma posible sus actividades más importantes al ciclo natural luz/obscuridad. El regulador de este reloj es la luz. Cuando la retina capta el primer rayo de sol, manda la información al cerebro y éste envía docenas de ordenes al cuerpo. Para activarnos en el día segrega, entre otras, la hormona del estrés cortisol, y en la noche, la melatonina para dormir. Por eso, cuando en verano amanece más temprano, lo lógico es recorrer el horario una hora antes, porque el cuerpo naturalmente se activará por la luz.
El ritmo circadiano más importante del organismo se manifiesta por el sueño. Es un aspecto clave, pues, se vive menos por falta de sueño que de alimentos. El ciclo gasto de energía-recuperación en estado de sueño, sería superponible a las funciones anabólicas (acumulación) y catabólicas (consumición) del sistema vegetativo. El sueño, función anabólica, estaría bajo la dependencia del sistema parasimpático y el estado de vigilia o estado catabólico del simpático.
Son múltiples los parámetros biológicos que muestran variaciones circadianas. Así, la temperatura, TA, pulso, gasto cardiaco y consumo de oxígeno se elevan durante la actividad diurna y disminuyen durante la noche. Estos ritmos se pueden invertir por los cambios del horario de trabajo y por la iluminación artificial.
El sueño es un proceso activo del Sistema Nervioso y presenta características específicas. El sueño determina el tiempo de descanso y la actividad alternados en los seres vivos. Es sensible a los cambios físicos y psicológicos, se altera y responde de acuerdo al estado de la persona, es por tanto, un indicador confiable de salud-enfermedad.
La privación selectiva del sueño puede producir, después de unos días, deficiencias en la memoria, somnolencia diurna con microsueños y despertares, alteraciones afectivas, conductuales, agresividad e incluso alucinaciones. En los trastornos afectivos se presentan con mucha frecuencia trastornos de sueño asociados, es el caso del stress, depresión y psicosis, así como la farmacodependencia entre otros. (Tresguerras 1992)
Es evidente la importancia del sueño como proceso vital que interactúa con muchos otros y se afectan mutuamente. Basta ver el impacto de los distintos estilos de vida, horario, alimentación y uso de fármacos, en la calidad del sueño de una persona. Por ejemplo, el llamado "mal de husos horarios" o "jet-lag" que padecen los viajeros frecuentes, pilotos y sobrecargos que se ven obligados a cambiar frecuentemente de husos horarios. Sus ciclos vitales normales se alteran y el ritmo interno, hasta ese momento tolerante acaba por perder los criterios de estabilidad temporal sobre los cuales sincronizan su funcionamiento y la actividad física y psíquica del organismo.

ansiedad - ciclo de sueño

Fuente: monografías.com
Acerca de Nosotros | Términos y Condiciones Generales | Contacto
©2007 Tratamientoansiedad.Com Condiciones de Uso. Disclaimer. Tratamientoansiedad.Com esta diseñada para aconsejar e informar. Estos consejos e información no deben ser usados como sustituto a atención medica o profesional. Si tiene alguna duda sobre su salud consulte a su medico. Por favor consulte con un médico sobre los efectos que los ejercicios, medicinas naturales, dietas, recetas, consejos y opiniones expresados en esta página Web le ocasionan a su salud física y emocional. Tratamientoansiedad.Com no se responsabiliza por daños causados a las personas debido al caso omiso de esta nota. Algunos derechos reservados. ©2007 Tratamientoansiedad.Com